Tailandia

Tailandia_BKK-1Foto-BKK-2

Tailandia es uno de los países a los que volvería siempre con los ojos cerrados.

Creo haber estado más de 40 veces. Es desde mi punto de vista, el país más completo del mundo para un turista. ¿Y por qué? Pues muy sencillo: porque un país de dimensiones similares a Francia y por tanto un poco mayor que España ofrece simplemente todo y a precios en los que te sientes un rey porque puedes permitírte todo y eso hace que las vacaciones sean simplemente inolvidables.

Cultura milenaria, la más exquisita y sana gastronomía del mundo, playas de ensueño, fondos submarinos, delicia de buceadores, paraíso de las compras, masajes terapeúticos únicos en el mundo, sonrisas gratuitas de la mayoría de sus habitantes, una megaciudad como Bangkok en donde hay simplemente de todo con un barrio chino, un barrio hindú, numerosos centros comerciales de alta calidad, productos elctrónicos a precios económicos, templos budistas, cuevas preciosas y un largo etcétera tan grande que no tengo líneas para describirlo.

Por supuesto que Bangkok es la primera parada en la que se puede hacer de todo. Visitar palacios reales, templos milenarios, Budas gigantes, barrio chino, tiendas de antigüedades, de especias, de frutas, de electrónica, de…simplemente de todo…

El Sur tailandés del Mar de Andamán es también conocido por sus maravillosas playas de Phuket, la isla mayor del país y sus islas adyacentes.Al otro lado, en el Golfo de Siam destacan Patayya y Koh Samui como grandes reclamos turísticos.

Islas menos desconocidas como Koh Chang, Koh Lanta, Koh Samet y otras menores están todavía en vías de desarrollo y en ellas se puede disfrutar de menos turismo masivo.

El problema de Tailandia es que ha pasado de apenas 6 millones de turistas anuales que es la mitad de lo que recibe la isla de Tenerife en un año, a 12-15 millones ahora. Eso ha provocado que mientras antes veías turistas alemanes, franceses, italianos y escandinavos, japoneses o australianos, ahora predominan los rusos y los chinos que vienen en masa y tienen costumbres de lo más peculiares.

Aún así, siempre se puede encontrar un rinconcito que no esté sobreexplotado o masificado. Los viajeros que visitan Tailandia son de tres tipos principalmente: de muy alto nivel que visitan hoteles de megalujo, de nivel medio-alto que visitan hoteles buenos y los mochileros y/o hippies que se quedan en donde sea.

Foto-TH-Krabi-1Foto-TH-Krabi-2

Krabi desde que tiene aeropuerto se ha desarrollado a velocidad vertiginosa y en el pasado era un remanso de paz con las playas más bellas del mundo con acantilados o rocas calcáreas llenos de flora y fauna tropical que caían sobre la playa.

Fotos-TH-Chiang Mai-1Fotos-TH-Ayyuthaya-1

El Norte del país en donde se hallan ciudades como Chang Mai o Chang Rai es la parte más cultural y al mismo tiempo étnica del país porque allí puedes disfrutar de preciosos templos budistas y comida diferentes y acercarte a tribus como la de las mujeres jirafa.

También una visita obligada debe ser a las antiguas capitales del Reino de Siam: Sukhotai y Ayuthaya, en las que todo el esplendor del arte tailandés queda reflejado en los numerosos templos y figuras de Buda que existen por doquier. A ésta última se puede ir en barco desde Bangkok en una excursión de medio día, ya que apenas se encuentra a 70 kms. de la capital tailandesa.

Es una excursión muy recomendable como también la del mercado flotante de especias en las cercanías de Bangkok también.

Otra parte interesante del país sería el Delto del Mekong con excursiones al Río Kwai, famoso por la película “Un puente sobre el Río Kwai”. No me cansaría de recomendar lugares de este mi país favorito para mis vacaciones, pero también tengo que decir que además de ser un paraíso para las compras de todo tipo (yo hasta he comprado muebles, estatuas y fuentes de bronce que he mandado por barco a Europa), es un sitio desde donde puedes moverte a muy buenos precios a casi todos los puntos interesantes de Asia porque hay varias compañías aéreas low cost como Air Asia, Tiger Air, Nok Air, Bangkok Airlines que ofrecen rutas a precios muy asequibles a otras ciudades asiáticas como Manila, Kuala Lumpur, Singapur, Hong Kong, Pekín, Siem Reap, Rangún, Saigón, Calcuta, Bali y un larguísimo etcétera que hacen de Tailandia, el sitio ideal para conocer más países de Asia.