Escandinavia

Escandinavia es geográficamente la región más al norte de Europa y abarca una zona de permanentes praderas verdes, tundra, fiordos, hielos permanentes y mares gélidos, pero también duendes, elfos, vikingos, leyendas y mil cosas más.

Dinamarca, Suecia, Noruega, Islandia y la todavía danesa Groenlandia están unidas por lenguas hermanas, pero Finlandia habla un idioma completamente diferente. Aunque muchos fineses hablan el sueco, el finés es la lengua en la que se expresa la fran mayoría de nacionales de este país.

A pesar de que los parecidos engañan, los escandinavos son muy diferentes dependiendo de dónde vengan.

Paisajísticamente son también diferentes: Dinamarca es pequeño y muy plano, Suecia es grande y llena de lagos y bosques, Noruega está llena de fiordos y paisajes increíbles. Islandia, Groenlandia y Finlandia son también diferentes entre sí.

Lo que más llama la atención es cómo se ha adaptado el ser humano a vivir en lugares tan inhóspitos y ha respetado -casi siempre- la naturaleza.

Dinamarca es el país de las bicicletas y adonde vienen los fines de semana a pasarlo bien el resto de escandinavos que tienen bastantes restricciones en cuanto al alcohol por sus precios privativos y por las multas al excesivo consumo. En Copenhague se respira un ambiente de más libertad y libertinaje. Incluso una parte de la ciudad, Cristiania es totalmente alternativa y llena de “hippies”. El resto del país es anodino porque apenas hay diferencias.

Suecia es un plácido país de contrastes. Si lo atraviesas en coche de sur a norte, te sorprenderás por la cantidad de bosques y lagos que hay en el camino. Desde Gotemburgo a Estocolmo el paisaje es impresionantemente bello y natural. Para ser un país tan grande, está relativamente poco poblado.Estocolmo es algo así como la Venecia del Norte porque está llena de islas, lagos y travasías en barco por doquier. Es una bella ciudad, pero bastante cara.

Noruega es algo diferente, primero porque tiene una rivalidad-amistad histórica con Suecia y porque los noruegos son más directos. Es un país que a principios del s. XX estaba entre los más pobres de Europa y ahora a principios del s. XXI está entre los más ricos debido al petróleo descubierto en sus costas. Se pueden permitir incluso no estar en la Unión Europea. Oslo era una bella ciudad, que fue arrasada por un incendio a principios del s. XX y apenas queda nada de aquella bella ciudad. Bergen y el resto del país son otra cosa.