Coordinación necesaria y urgente

Cartel-Carnaval-TF-2016-2 Cartel-Carnaval-TF-2016

 

Me pregunto el porqué año tras año el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se empeña en elegir un tema para el Carnaval chicharrero y luego no aúna esfuerzos para que el Cartel anunciador del Carnaval chicharrero que van a ver millones de personas en todo el mundo y que es nuestro principal escaparate de cara al exterior y el tema de la Gala y (por qué no decirlo) de las tres galas (infantil, adulta y senior) coincidan y sean la imagen unida del carnaval ese año.

Este año en concreto han elegido por votación pública (en donde sólo votó muy poca gente) un tema: “Los 80” y el cartel -muy bonito por cierto y muy parecido a uno que precisamente presenté yo en 2015 y con el mismo tema oficialmente al hoy todavía Alcalde  y al Concejal de Fiestas, Fernando Ballesteros y al cesado Gerente del OAFAR; Juanjo Herrera Bujalance- parece más un chicharro fregolino que algo de los 80.

¿Por qué esa continua descoordinación de cosas en la Fiesta Mayor de Canarias?

Si en otros carnavales internacionalmente famosos como el de Venecia, el de Río de Janeiro, el de Niza y el de Colonia, se aúnan esfuerzos para coordinar todo mejor y de una manera más consecuente, puede contestarme alguien el porqué de este desbarajuste de coordinación.

Creo que simplemente no hay voluntad política.

Como no hay voluntad política de hacer un museo que albergue lo mejor de nuestro carnaval desde hace más de 50 años que se viene celebrando el Carnaval de Tenerife y ya no es un fenómeno de la ciudad del chicharro, sino de toda la isla, tampoco hay voluntad política de dejar el control de las cosas en manos de profesionales.

El O.A.F.A.R. (Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas) tiene de autónomo lo que tiene el Sáhara Occidental de independiente de Marruecos, es decir, más bien poco o casi nada en relaidad, porque todas sus decisiones son tomadas por políticos y no por profesionales del sector y a los hechos me remito.Es una situación de facto que no de iure como en el Sáhara Occidental, que en teoría es un país independiente de España y de Marruecos, pero dominado por éste último.

El flamante Gerente del mismo es alguien que viene del sector Deportes y ¿eso qué tiene que ver con Fiestas? Nada, pero es amigo íntimo de la nueva Concejal y además del mismo partido y así vemos la trayectoria política de la Comisión de Fiestas desde antes de la democracia y durante toda la democracia.

Y las causas hay que buscarlas en el nepotismo y en la poca profesionalidad que hay en la isla y esto se debe a que no ha cambiado de color políttico en toda la democracia el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y ATI -ahora CC- debería de pasar a la oposición para salud democrática del municipio, porque -creo- que es la única capital de provincia en donde gobierna los mismo desde antes de la democracia, porque el último Alcalde franquista de la ciudad, Acuña, fue el fundador de ATI y padre político de Manuel Hermoso y éste a su vez de Miguel Zerolo y así sucesivamente…La Concejalía de Fiestas jamás ha estado en manos de otro partido desde que volvió la democracia a España y en concreto a Tenerife.

Está claro que es el papel más apetitoso para un político porque con la máxima romana de pan et circus, es decir, “pan y fiestas” que se convierte en prebendas para los grupos carnavaleros si votan por CC en las Elecciones Municipales y cartones de leche y comidas y guaguas gratis para todos los grupos de las Fiestas de Mayo, el otro gran chollo de Fiestas en Sta. Cruz.

Y todo esto es fomentado año tras año desde la Concejalía de Fiestas y Actividades Recreativas y tendrá que llegar una revolución para desalojarlos del poder en donde pasasitan y son parasitados como CiU en Cataluña. Sólo cuando dejaron el poder con el tripartito, hubo una regeneración política y un cambio y una dirección que acabó equivocada en las actuales circunstancias porque Esquerra Republicana se fagocitó a CiU y al PSC y fue la que minó el campo del retorno a la normalidad democrática.

Si hubiera un cambio democrático en el que el juego legal de las elecciones , dejaran en la oposición a CC, todo cambiaría, pero dejemos la política-ficción para otros momentos.