Teatro

Cartel_EsperandoLaCarroza

La idea de dirigir teatro me rondaba hace mucho tiempo por la cabeza, ya que en 1992 había realizado un curso muy completo del método Stanislavski de teatro con los maestros rusos, Yuri Berladin y Leonid Roberman y con ellos aprendí muchísimas cosas que luego me servierían para aplicarlas a los actores en mis experiencias con el cine.

Siempre quise hacer una comedia porque pienso que es mucho más difícil hacer reír que hacer llorar. Hay que ser muy brillante y los diálogos tienen que tener la chispa necesaria para que la atención del posible espectador no decaiga.

Creo que con mi primera adaptación teatral de una película que primero fue obra teatral, hago el camino inverso y eso es lo que me gusta. Me enfrento a un gran reto con la readaptación de Esperando la carroza, obra homónima del uruguayo Jacobo Langsner y llevada al cine bajo la dirección del argentino Alejandro Doria y con guión del propio Doria y de Langsner en una película que ya es un clásico del cine argentino e hispano. ¿Quién no se ha reído a carcajada limpia con esta obra maestra?

El problema iba a ser llevarla a escena con actores y actrices no profesionales teniendo como referente en la memoria visual a China Zorrilla, Antonio Gasalla, Betiana Blum y a todos los capos de la escena argentina que actuaron en este filme. Pero, esta memoria visual que todos tenemos de determinadas escenas de este clásico ha provocado el efecto contrario en mis actores: los empuja a imitarlos sin miedo alguno y en ello está la esencia de la actuación…la imitación…

Ahora me queda moldear lo que hacen todos los miércoles mis “niños” porque son como bebés que absorben todo lo que escuchan y ven para digerirlo en el siguiente ensayo. Hemos avanzado a pasos agigantados y la ayuda inestimable de la actriz, profesora y directora teatral, Esther Vázquez, que aún siendo argentina, lleva años viviendo y enseñando en mi tierra natal, nos ha dado un nuevo impulso. ¡Qué casualidad que ella también use el método Stanislavski de teatro y que haya hecho el camino inverso: nació en Argentina y vive en Canarias y yo nací en Canarias y viví en Argentina. ¡Nada es por casualidad, sino por causalidad!…

He fundado el grupo de teatro Pour quoi/Pur cuá especialmente para montar esta obra emblemática de la cultura argentina y a partir de septiembre de 2017 realizamos los ensayos los martes en el nuevo espacio multicultural Ágora de Bonn. Tras un período de prueba en este recinto, nos trasladamos en nuestro lugar habitual de ensayo en Kurfürstenstr. de Bonn y seguimos preparando la obra con una merecida pausa hasta retomarla nuevamente.