Chequia o República Checa

Con la caída del Muro de Berlín en 1989 llegó una revolución al Este de Europa. Pocos países cambiaron sus fronteras pacíficamente. Con la Guerra de los Balcanes que desintegró a la antigua Yugoslavia (Eslavia del Sur, según su significado) en seis repúblicas independientes: Serbia, Montenegro, Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina y Macedonia, además de la inestabilidad de una república más, Kosovo, no reconocida por todos los países de Europa, también llegó la desintegración de la antigua U.R.S.S. (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) y de la Unión de Repúblicas renacieron antiguas naciones como las Repúblicas Bálticas (Estonia, Lituania y Letonia) y recobraron la suya: Ucrania, Bielorrusia, Moldavia, Azerbayán, Armenia, Kayikistán, Usbekistán, Chechenia y un largo etcétera de repúblicas con regímenes postcomunistas y/o petroleros que las mantienen en un segundo plano en cuanto a democracia y que saltan a las portadas de los diarios cuando vuelven a haber nuevos capítulos de las numerosas disputas territoriales entre ellas. Pero la antigua Checoeslovaquia decidió separarse o mantenerse unida con un referéndum que finalmente se decantó por la escisión.

Desde ese momento reancieron dos naciones: Chequia o República Checa y Eslovaquia.

El reducir prácticamente a la mitad su superficie por la separación, no ha restado un ápice de interés a Chequia. Su centro neurálgico sigue siendo sin duda, Praga, la antigua capital del país escindido y que conserva un patrimonio cultural y arquitectónico único en el mundo. Es una de las ciudades más bellas del mundo y cada vez que la visito es un placer ver que está más bonita. El resto del país está -digámoslo así- eclipsado por la belleza de Praga y ciudades como Brno o Karlovy Vary palidecen frente a la capital de la República Checa. El resto del país es prácticamente una serie de campiñas que no se diferencian mucho de las alemanas, salvo que son más llanas.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *