Preliminares del Carnaval 2017: más de lo mismo

Cartel-Carnaval-S.:C.-2017-1 Cartel-Carnaval-S.:C.-2017-2

Parece que la nueva Concejal de Fiestas, Gladis de León, no ha captado el mensaje de la calle y sólo escucha a sus aduladores.

No sólo confirma al Director de la Gala de la Reina de 2016, Eduardo Camacho, sino que no hace autocrítica ninguna a la nefasta gala que dirigió este joven realizador. Le da otro voto de confianza y lo confirma como realizador de la Gala de la Reina del Carnaval de 2017. Estoy seguro que será de una mediocridad impresionante.

Este año también han elegido a dedo al artista que realiza el Cartel Anunciador del Carnaval de Sta. Cruz de Tenerife 2017: Pepe Dámaso. No puedo tener nada en contra de este maravilloso artista, maestro de maestros, pero eso se avisa y se dice: “No trabajes más preparando carteles para 2017, porque ya está dado”. Da la casualidad que hice propuestas de carteles anunciadores para 2015, 2016 y 2017 y mi gozo en un pozo. Trabajo tirado a la basura por la falta de respeto hacia los que presentamos algo para engrandecer la fiesta.

¡Cuidado!: No se me entienda mal. Yo no puedo competir con artistas de la talla de Pepe Dámaso, pero sabiendo que se presenta o que se le ha pedido que haga un cartel, me retiro educadamente y no trabajo meses con un equipo de tres personas más. Es simplemente una forma de mostrar respeto hacia el maestro grancanario, pero también hacia cualquiera que hubiera preparado una o varias propuestas, el avisarlo.

La Casa del Carnaval está ahora en boca de todos y es otra tomadura de pelo monumental: se inaugura demasiado tarde y demasiado pequeña. La poca visión de futuro de esta corporación municipal choca con el entusiasmo que dicen tener por nuestra Fiesta Mayor. Ese pretendido museo llega más de medio siglo tarde. Se debió de inaugurar en los años 60 y rescatar así todos los elementos del Carnaval de Sta. Cruz que debían de haber sido salvado de la quema del olvido y esto ya es irreparable y culpa de los que llevan gobernando ininterrumpidamente toda la democracia, es decir, desde las primeras Elecciones Municipales democráticas en 1977 hasta hoy. Eso son 40 años de desidia y engaños por parte de estos políticos de pocas luces que no vieron ya hace 40 años que nuestro acervo cultural tenía que ser salvaguardado para las futuras generaciones. Y demasiado pequeña en sus dimensiones porque apenas cabrá una Reina y un para de cosas más. Que nazca con tanto retraso y encima después de estar gestándose casi 50 años, es a todas luces un gran fracaso municipal y que no nos lo vendan como algo que hacen por nuestro Carnaval porque ellos son los responsables últimos de que no se conserve prácticamente ningún traje de Reina del Carnaval, Dama de Honor, murga, comparsa, rondalla, agrupación ganadoras de los últimos 50 años. ¡A mí no me engañan más! ¿Y a ti?…